Contaminación Maxim Tolchinskiy, Unsplash

(Chicago) – El nuevo informe “Estado del aire” de la Asociación Americana del Pulmón revela que los picos de contaminación por partículas mortales son los más graves de la historia del informe. Según el nuevo informe, la población estadounidense ha experimentado el mayor número de días con una calidad del aire “muy insalubre” “peligrosa” debido a la contaminación por partículas de los últimos 25 años. En total, el informe revela que 131 millones de personas (el 39%) viven en zonas con niveles insalubres de contaminación atmosférica.  

El informe anual #25 de “Estado del aire” de la Asociación del Pulmón califica la exposición a niveles insalubres de contaminación atmosférica por ozono troposférico (smog) y picos a corto plazo y media anual de contaminación por partículas (conocido como hollín) durante tres años.  

El informe de este año incluye los datos de calidad del aire más recientes de 2020-2022 y está actualizado para reflejar la nueva norma anual de contaminación por partículas que la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE. UU. (EPA) finalizó en febrero de 2024.  

“En los últimos 25 años hemos visto avances impresionantes en la limpieza de la contaminación atmosférica, gracias en gran parte a la Ley de Aire Limpio. Sin embargo, cuando empezamos este informe, nuestro equipo nunca imaginó que dentro de 25 años, más de 130 millones de personas seguirían respirando aire insalubre”, dijo Harold Wimmer, Presidente y CEO de la Asociación Americana del Pulmón.  

“El cambio climático está provocando una contaminación atmosférica más peligrosa. Cada día que hay niveles insalubres de contaminación por ozono o partículas significa que alguien -un niño, un abuelo, un tío o una madre- tiene dificultades para respirar. Debemos hacer más para garantizar que todo el mundo tenga aire limpio”, añadió Wimmer. 

Según el informe, casi 4 de cada 10 personas viven en una zona que ha recibido un suspenso en al menos una medición de la contaminación atmosférica. 43.9 millones de personas viven en zonas que suspenden en las tres mediciones.  

Las personas de color están desproporcionadamente expuestas a un aire insalubre y también tienen más probabilidades de padecer una o más enfermedades crónicas que las hacen especialmente vulnerables a la contaminación atmosférica, como asma, diabetes y cardiopatías. Según el informe, una persona de color en EE.UU. tiene 2.3 veces más probabilidades que una persona blanca de vivir en una comunidad con una calificación de suspenso en las tres medidas de contaminación atmosférica.  

Sigue leyendo el comunicado en inglés en el portal de American Lung Association