La representante por acumulación Mariana Nogales Molinelli calificó como engañosa la posición de HMS Ferries en cuanto a que la quiebra de su compañía matriz no está relacionada ni afectará los servicios de transportación marítima desde y hacia las islas municipio de Vieques y Culebra.

La legisladora explicó que hay documentos que muestran que HMS se declaró en quiebra el 24 de febrero de 2024, mismo día que Hornblower Group y decenas de sus subsidiarias, como parte de un proceso de reestructuración por el cual un nuevo fondo de capital privado adquirirá un interés mayoritario en la compañía matriz. “Los documentos de la corte federal demuestran que Hornblower Group puso todos sus negocios sobre la mesa, incluyendo el que tiene en Puerto Rico, como parte de su quiebra por haber acumulado una deuda de más de 1,200 millones de dólares. El deudor presenta de entrada un acuerdo por el cual un fondo de inversión va a adquirir la mayoría de las acciones. HMS alega que nada va a cambiar en Puerto Rico, pero la realidad es que los servicios quedarán a merced de los nuevos dueños mayoritarios una vez la corte apruebe el acuerdo. Esto es un ejemplo bien claro de las implicaciones de la privatización y, en este caso, de cómo un servicio esencial para los y las residentes de Vieques y Culebra está en manos de intereses privados para los cuales no es más que parte de un paquete de activos a los cuales les van a extraer la mayor ganancia posible”, afirmó.

Al respecto, Nogales Molinelli indicó que HMS Ferries genera al menos $50 millones al año en ganancias y que se espera que al cabo de su contrato haya ingresado alrededor de $1,100 millones. “Al igual que los demás contratos de privatización que ha facilitado la Autoridad de Alianzas Público Privadas, el de HMS es uno bien conveniente para la empresa privada y totalmente absurdo para el gobierno, aún cuando todavía no ha pasado de la primera fase. En la segunda fase, va a ser aún más lucrativo. No obstante, como también ocurre con los demás, hay poca o ninguna fiscalización por parte de las agencias. El servicio sigue siendo inestable y con políticas totalmente arbitrarias que afectan principalmente a los y las residentes, como las relacionadas al cambio de boletos o el hecho de que se le dice a las personas que no quedan espacios, pero las embarcaciones salen con múltiples asientos vacíos. Algunos problemas curiosamente resultan en más ganancias para HMS, a la que la ATM le paga $85,000 por el alquiler de barcos adicionales, mientras que le provee embarcaciones extra a HMS por $1 al año. Si es así ahora, ¿cómo será cuando empiece a responderle a una nueva claque de inversionistas anónimos y ausentes?”, cuestionó.

A estos señalamientos se le suma otro número de particulares cuestionables identificados por la oficina de Nogales Molinelli en los múltiples contratos de ATM y HMS Ferries, entre ellos: los 776 viajes no programados que desde el 2020 se han realizado con el financiamiento de ATM y que han representado más de $4.5 millones en gastos hasta el momento; el pago de $400 mil al mes por el uso de una de las barcazas de pasajeros de HMS Ferries; los más de $750 mil en mercadeo que ha gastado ATM en beneficio de HMS Ferries solo durante estos primeros tres años de contrato, entre muchos otros. “Quisiera que alguien me explique como una compañía que ingresa cerca de $123 mil al día llega a declararse en bancarrota. Esta es la gente a la que le estamos confiando el derecho a un transporte digno que tienen los y las residentes de nuestras islas municipio,” señaló la representante, quien aseguró que ella y su equipo de trabajo continuarán pendientes a los sucesos relacionados a HMS Ferries, procurando denunciar cualquier novedad que atente contra el bienestar de Puerto Rico.

Puede interesarte