Afiche Colectiva Feminista

La Colectiva Feminista en Construcción convoca a un Paro de Mujeres para este próximo 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, exigiendo rendición de cuentas por la implementación ineficiente del Estado de Emergencia contra la violencia de género. Según la organización, las fallas en la atención a sobrevivientes discutidos en los días recientes, responden a que no existe una respuesta integrada por parte del gobierno ni un sentido de urgencia ante la situación. 

“En enero del 2021, cuando el  gobernador Pedro Pierluisi decretó el Estado de Emergencia, nos pidió a las mujeres y sobrevivientes del país un voto de confianza. Tres años después, los resultados de su gestión para ejecutar esa política pública son cuestionables. Cuando todavía arrancaban los trabajos se disolvió el Comité PARE, eliminando todo elemento de colaboración con organizaciones y con la comunidad. Para ese entonces, las compañeras alertaban que no se había concretado nada de los trabajos dirigidos a la prevención. Los efectos de la falta de ese componente los estamos viendo hoy día”, aseguró Adli Cordero Espada, trabajadora social y portavoz de la organización. 

Para la Colectiva, el hecho de que los trabajos hubiesen sido descontinuados y que se haya eliminado el componente de colaboración entre agencias y organizaciones, ha abonado a la dejadez y falta de transparencia por parte de las agencias de gobierno. De hecho, según compartieron, el año pasado en un informe realizado por la Comisión de Asuntos de la Mujer, se reveló que la Policía de Puerto Rico aún mantiene en la impunidad cientos de casos de policías señalados por violencia doméstica y que no cumple con su protocolo de remoción de armas de reglamento. Sobre el tema de prevención, la abogada y portavoz Zoán Dávila Roldán aseguró que se sigue usando como balón político. 

“Nosotras sí impulsamos la implementación de la perspectiva de género, pero esa no es la única herramienta. Tenemos que pensar en toda la población y desde ahí diseñar campañas educativas para desaprender, y así poder erradicar la violencia. Accionar hacia la prevención es pensar en un proyecto de reeducación que se extienda hasta lograr — como dicen en salud pública— una inmunidad comunitaria. En tres años de Estado de Emergencia, la oficina de PARE no ha impulsado ni una sola campaña mediática masiva dirigida a prevenir la violencia de género”,  añadió Dávila.

Sobre las reuniones interagenciales convocadas en estos días, las portavoces sentenciaron que responde a la necesidad de proyectar unidad de acción y agilidad, cuando eso es lo que no ocurre en la práctica. Asimismo, denunciaron el oportunismo político de legisladores y candidatos a puestos políticos que han aprovechado la discusión de estos días, para impulsar sus candidaturas. 

“El gobierno solo atiende con premura la situación de violencia de género cuando ocurren una de dos cosas: si estamos ejerciendo presión en la calle o cuando asesinan una mujer. En estos días varias compañeras han perdido la vida y no vamos a esperar que muera una sola más. Para nosotras queda claro que hay que tirarse a la calle. Si el gobierno necesita presión para hacer, pues vamos ejercer presión.  Vamos a tomar las calles nuevamente seamos “cinco gatas”, o seamos miles. Y ese es el llamado que queremos hacer en la mañana de hoy. Nos queremos dirigir a todas las mujeres que viven y sobreviven esta violencia a diario, a las amigas, hermanas, madres y tías, compañeras de trabajo, a las que acompañan a quienes la sufren, a las compañeras que alguna vez se tiraron a la calle a luchar. Nos toca nuevamente tomar las calles y luchar por nuestras vidas”, aseveró la dirigente y portavoz, Shariana Ferrer Núñez. 

La jornada camino al 8 de marzo llevará como lema “Nosotras por nuestras vidas” y consistirá de una serie de acciones, movilizaciones, talleres y encuentros que comenzarán esta semana. La Jornada tendrá como objetivo exigir la rendición de cuentas sobre el Estado de Emergencia, la implementación de medidas puntuales de prevención y para exigir a los partidos políticos y candidatos incumbentes, a que asuman como compromiso la erradicación de la violencia de género en sus plataformas y propuestas de trabajo. Indicaron que la jornada irá en escalada y que desembocará en un Paro de Mujeres el 8 de marzo, donde aseguraron que paralizarán el Expreso Las Américas. 

“El 8 de marzo habrá paro de labores, movilizaciones simultáneas en varios municipios del país y hacemos el llamado a darnos cita a las 3:00pm frente al Hiram Birthorn para juntas tomar el Expreso Las Américas. Hay que educar, concientizar, crear comunidades y redes de apoyo, y también tenemos que construir movimientos sociales que construyan poder colectivo”, culminó Ferrer-Núñez.

La Colectiva Feminista también hizo un llamado público a otras organizaciones y grupos que deseen organizar actividades bajo este lema, que así lo hagan.