Frontera Palestina Israel

(Democracy Now!)- El asalto militar israelí a Gaza es un desastre humanitario y genera enormes emisiones que calientan el planeta y agravan la crisis climática.  

Las emisiones de carbono de las bombas, tanques, cazas y otras actividades militares de Israel en los dos primeros meses de guerra fueron superiores a la huella de carbono anual de 20 de los países más vulnerables al cambio climático, según investigadores de Estados Unidos y el Reino Unido.  

Se trata de “un estimado realmente conservador”, afirma la periodista de The Guardian Nina Lakhani, autora del nuevo estudio.  

También, Democracy Now! conversa con Hadeel Ikhmais, jefe de la oficina de cambio climático de la Autoridad Palestina para la Calidad del Medio Ambiente, que afirma que las repercusiones climáticas de la guerra están en consonancia con la destrucción por Israel de la tierra, el agua y otros recursos naturales palestinos durante muchas décadas. 

Mira y escucha la entrevista aquí: 

Mira el artículo en Democracy Now!