Acceso cerrado a playa Quebradillas

(Quebradillas) – Residentes del Municipio de Quebradillas y varias organizaciones ambientales, entre las que se encuentran la Liga Ecológica Quebradillana y Sufrider Foundation, se han unido en un reclamo para garantizar el acceso a una docena de playas en la costa quebradillana, las cuales no cuentan con una entrada publica por su escarpada topografía de acantilados.

Esta costa forma parte del Bosque de Acantilado de Quebradillas y es hábitat critico de la Atlantea Tulita o mariposa arlequín, una especie en peligro de extinción, designada por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre Federal (USFWS por sus siglas en inglés). 

Mariposa arlequín de Puerto Rico (Atlantea tulita), US Fish and Wildlife Service.
Mariposa arlequín de Puerto Rico (Atlantea tulita), US Fish and Wildlife Service

Durante años y al amparo del acceso de “tiempos inmemorables” los residentes, pescadores y surfers de la zona habían tenido una ruta a estas playas por terrenos privados.  

Sin embargo, la especulación inmobiliaria en el lugar y las construcciones de casas y complejos en los acantilados han bloqueado dichos accesos imposibilitando el paso de quebradillanos y visitantes a estas playas. 

La polémica más reciente en torno a estos accesos surge tras denuncias en redes sociales cuando el dueño de un predio y su inquilino, negaron acceso a la playa conocida como Noli’s Point o La Caracolera ubicada en el Barrio Terranova, sector La Estación y removieran los rótulos que instalaron las organizaciones y residentes.  

Letreros instalados por las organizaciones ambientales en la servidumbre de paso que fueron removidos

En una visita ocular llevada a cabo el pasado 27 de diciembre en el lugar las peticiones de dialogo de parte de ambos grupos ambientales, residentes y el representante Joel Franqui Atiles, de la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de Puerto Rico y de dicho distrito, para establecer un mecanismo de paso.  

El alcalde de Quebradillas, Heriberto Vélez Vélez fue invitado a dicha reunión, sin embargo, no compareció. 

“A inicios del mes de diciembre de 2023, nos dimos cuenta de una construcción en el lugar y el cierre del acceso a la playa. Además, se removió un rotulo que habíamos colocado. Nuestra investigación arrojo que estas estructuras de alquiler a corto plazo están siendo construidas sin permiso de la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe) y en detrimento del acceso a Noli’s Point. Eso cerraría el único paso a esta playa, que es muy conocida entre residentes y surfers que vienen a Quebradillas a practicar su deporte” comento Ramses Ocasio, vicepresidente de la Liga Ecológica Quebradillana. 

La playa forma parte del del Bosque de Acantilado el cual ha estado amenazado en los últimos años por la deforestación y construcción en la zona. En el lugar grupos comunitarios como la Liga Ecológica Quebradillana e investigadores de varias universidades llevan a cabo actividades ambientales educativas. De igual forma, la ruta es utilizada de forma recreativa por ciclistas y senderistas. 

“En Surfrider nos dimos a la tarea de hacer un inventario de las playas de esta costa la cual es muy distinta a todas las otras zonas costeras de Puerto Rico. La particularidad de Quebradillas es que la costa quebradillana se compone de una meseta de 150 a 200 pies de alto por encima del nivel del mar. Estos acantilados no tienen accesos directos a las costas y playas, si no que dicho paso se da en los puntos más bajos que generalmente son quebradas. De ahí viene el nombre del pueblo “Quebradillas” que alude a la gran cantidad de quebradas que cruzan el lugar y desembocan en la costa. Durante siglos piratas, pescadores y surfers han usado esos accesos en puntos bajos, para llegar a la costa” comento Héctor “Tito” Varela, Gerente de Programas de Surfrider Foundation. 

Playa La Caracolera también conocida como Noli’s Point

Varela añadió que a tales fines y de forma proactiva ambas organizaciones aunaron esfuerzos y rotularon todos los accesos e informar al público. Muchos de estos rótulos fueron removidos por los dueños para impedir el paso.  

Otros, dijo Varela, “como es el caso del dueño de la franquicia (de baloncesto) de los Piratas de Quebradillas” dejaron el acceso abierto al público para que así puedan disfrutar de las playas. 

“Le hemos expuesto esta situación al alcalde, al igual que muchas otras relacionadas al medioambiente y los accesos a las playas, y este se ha hecho de la vista larga. Nunca ha dado seguimiento a nuestras peticiones ni siquiera cuando agencias federales y estatales han intervenidos con señalamientos a su administración por violar planes, leyes y reglamentos.” añadió Ocasio para comentar que han sostenido reuniones con el ejecutivo municipal en varias ocasiones, sin que este muestre interés. 

El reclamo de la comunidad se une a una petición de protección de la zona conocida como El Bosque Acantilado de Quebradillas que incluye el hábitat de la Atlantea Tulita o mariposa arlequín, especie en peligro de extinción designada por Servicio de Pesca y Vida Silvestre Federal (USFWS) y el histórico Puente Blanco, sobre la carretera La Estación, el cual el alcalde ha manifestado su intención de abrirlo al tráfico vehicular.