Paneles solares

Organizaciones ambientales, agroecológicas, comunitarias y municipales convocaron a la prensa a la vista argumentativa de la demanda entablada contra el gobierno de Puerto Rico y varias agencias por violar el Plan de Uso de Terrenos y la Ley de Política Pública Energética, mediante el inicio de los procesos de aprobación de proyectos industriales de energía renovable en suelos de alto valor agrícola y ecológicamente sensitivos.

La extensión de Puerto Rico es de 2.1 millones de acres, de los cuales 474,332 o un 22%, son clasificados como agrícolas, según el censo del Departamento de Agricultura federal (USDA, 2018). Por tal razón, el gobierno está obligado por ley a validar el Plan de Uso de Terrenos.

Dicho plan clasificó unas 635,000 cuerdas de terrenos como Suelo Rústico Especialmente Protegidos de Valor Agrícola. Esas áreas son exclusivamente para uso agrícola.

“Con el apoyo de nuestros representantes legales y de personas voluntarias seguiremos defendiendo el interés público de que se preserven los terrenos especialmente protegidos para el desarrollo agrícola; para impulsar modelos agroecológicos que adelanten la seguridad y la soberanía alimentaria; seguiremos defendiendo el derecho humano al acceso a fuentes de energía limpia, producida y distribuida de forma justa, accesible y sostenible. Continuaremos declarando que las tierras son para la agricultura y los techos son para la energía generada por los paneles solares”, dijo Maritza Maymi, coordinadora legislativa de Sierra Club Puerto Rico

Un estudio del Laboratorio Nacional de Energía Renovable del Departamento de Energía Federal concluyó que Puerto Rico tiene una capacidad superior de generación de energía, en relación a la demanda total del país, con la ubicación de sistemas solares en techos de estructuras existentes.

Otros estudios realizados por Cambio y IEEFA e investigadores del recinto de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico, titulado “Las Metas de Energía Renovable Alcanzables”, reafirman la viabilidad de esta propuesta por la cantidad del espacio en los techos, la insolación y del recurso sol.

“El juez ha otorgado un plazo de 10 días para presentar respuestas a los argumentos presentados en el Tribunal. Luego de esto el juez hará una determinación. Podemos abastecer las necesidades de energía del país utilizando paneles solares instalados en los techos de los hogares en conjunto con baterías, programas de conservación, eficiencia, educación y manejo de la demanda energética, estableciendo así una red de distribución de energía basada en la energía solar y su almacenamiento”, añadió Adriana González, estratega de campañas de Sierra Club Puerto Rico.

Foto: Nuno Marques, Unsplash