Huracan

(Noticias ONU) – Cada año en la misma época, la región del Caribe enfrenta un ciclo de huracanes, que en los últimos años han evolucionado en fuerza y frecuencia debido al cambio climático.  Por este motivo, la región fue escogida para el lanzamiento de una iniciativa de acceso universal a la alerta temprana de tormentas, una de las medidas de adaptación al clima más efectivas. 

Menos de la mitad de los Países Menos Desarrollados y sólo un tercio de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo disponen de un sistema de alerta temprana multirriesgo. 

Por ese motivo, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres presentó en noviembre el Plan de Acción de la Iniciativa Alertas Tempranas para Todos, que debería cumplimentarse entre el 2023 y el 2027 y cuyas inversiones iniciales ascienden a unos 3100 millones de dólares. 

En cumplimiento de ese llamado, la primera ministra de Barbados, Mia Mottley, y el primer ministro de Santa Lucía, Phillip J. Pierre, encabezaron este miércoles los esfuerzos para cumplir con la iniciativa en el Caribe. 

La vida no se ve desde los discursos 

“Las catástrofes nos recuerdan que todos somos ciudadanos del mundo, nos guste o no”, declaró la Mottley, anfitriona de la primera presentación regional de la iniciativa en Barbados, al tiempo que pedía alianzas mundiales más sólidas y la cooperación de la sociedad civil para garantizar el éxito de la iniciativa. 

Mottley, reconocida defensora del cambio climático, subrayó que “la vida no se ve desde discursos en una plataforma, sino que la vida se experimenta a diario (…) Somos ciudadanos globales y todo está interconectado. Necesitamos trabajar juntos a todos los niveles, tener un liderazgo más estratégico. Las catástrofes hablan un solo idioma: la destrucción”  

El acto, celebrado en la Casa de las Naciones Unidas, reunió a dirigentes regionales y funcionarios mundiales clave en apoyo de los sistemas de alerta temprana de peligros. 

“La región del Caribe ha sido bendecida con una inmensa belleza natural, pero se considera que es una zona activa a nivel mundial en cuanto a desastres naturales”, dijo por su parte Pierre, durante un discurso virtual en el que hizo hincapié en el hecho de que la región del Caribe es la segunda más propensa a los desastres en el mundo. 

En 2021, el Caribe se enfrentó a la cuarta temporada de huracanes más severa que se tiene registrada en la historia de la región, con 21 tormentas, siete de ellas huracanes. 

Sigue leyendo en el portal de Noticias ONU.