Tormenta Eléctrica Max Larochelle, Unsplash.

(Noticias ONU)- Este año, los desastres relacionados con el tiempo, el agua y el clima, como las inundaciones extremas, el calor y la sequía, se cobraron numerosas vidas, afectaron a millones de personas y costaron miles de millones de dólares, haciendo patente el rápido avance del cambio climático inducido por la actividad humana y la urgencia de actuar antes de que sea demasiado tarde, apuntó este viernes la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

En una nota de fin de 2022, la agencia de la ONU destacó la necesidad de actuar decididamente para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y para implementar políticas de adaptación al cambio climático.

Las mediciones científicas han permitido ver que los últimos ocho serán los ocho más cálidos desde que existen los registros. La persistencia de un evento de La Niña evitará que 2022 sea el año más caliente, pero su efecto de enfriamiento será de corta duración y no revertirá la tendencia de calentamiento a largo plazo causada por niveles récord de gases de efecto invernadero que atrapan el calor en la atmósfera.

Según los pronósticos de la oficina meteorológica del Reino Unido, la temperatura global promedio en 2023 estaría entre 1.08°C y 1.32°C por encima del nivel preindustrial, muy cerca de la meta del máximo de 1.5°C que marca el Acuerdo de París para fin de siglo.

Medidas de adaptación

Para destacar la gravedad del aumento de la temperatura del planeta, el secretario general de la agencia de la ONU citó una serie de desastres meteorológicos de este año, como las inundaciones en Pakistán y la sequía prolongada en el Cuerno de África, que presagia una catástrofe humanitaria.

“Es imperativo mejorar la preparación para tales eventos extremos y garantizar que cumplamos el objetivo de la ONU de alertas tempranas para todos en los próximos cinco años”, dijo Petteri Taalas, refiriéndose a las medidas de adaptación que hacen falta.

La OMM anunció que las alertas tempranas y la creación de resiliencia serán algunos de sus prioridades centrales en 2023.

Máximos históricos

El organismo explicó que, además de los gases de efecto invernadero, el nivel del mar, el contenido de calor y la acidificación del océano también registran máximos históricos.

Especificó que la tasa de aumento del nivel del mar se ha duplicado desde 1993, aumentando casi 10mm desde enero de 2020.

Sigue leyendo este artículo en el portal de ONU Noticias.