(San Juan)- El Senado de Puerto Rico aprobó un requerimiento de información a la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) Anaís Rodríguez Vega para que la funcionaria entregue toda la documentación relacionada a la extracción que ocurrió el 27 de octubre en la Reserva Marina de la Isla Verde, donde se destruyeron dunas y se depositaron grandes cantidades de arena en el club privado Casa Cuba.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe, del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), presentaron el requerimiento que fue aprobado en la sesión senatorial de ayer. La petición contiene siete directrices específicas y le requiere a la Secretaria del DRNA que en los próximos cinco días laborables entregue la documentación relacionada al caso. 

El Senado le pide a la Licenciada Anaís Rodríguez Vega copia de toda solicitud de permiso realizada por Casa Cuba al DRNA en los últimos cinco años, incluyendo las solicitudes relacionadas a los trabajos que se realizaron el 27 de octubre de 2022 en la Reserva Marina Arrecife de la Isla Verde.

Le requiere copia de todo documento y comunicación relacionado a la autorización del DRNA “a los trabajos en Casa Cuba, según la Declaración de la Secretaria del 29 de octubre”; una lista de las reuniones que se llevaron a cabo entre personal de la agencia y Casa Cuba con relación a los trabajos autorizados por el Departamento para que el club privado destapara los desagües pluviales de su propiedad; y una lista de todo servicio ofrecido por el DRNA a Casa Cuba por los últimos cinco años.

Asimismo, el requerimiento exige que la Secretaria Rodríguez Vega le informe al Senado el nombre del biólogo que, según su declaración del 29 de octubre, estaba supervisando los trabajos autorizados en Casa Cuba; que enumere las disposiciones específicas de los reglamentos aplicables, así como una lista de todos los y las empleadas del Cuerpo de Vigilantes que supervisaron los trabajos.  

“Ayer el Senado aprobó una petición de información que la delegación del MVC hiciera a la Secretaria del DRNA para conocer qué sucedió en relación a la extracción de arena que hizo Casa Cuba el 27 de octubre. La Secretaria tiene hasta el 8 de noviembre para responder. Esperamos que sea responsiva, pues le solicitamos información relacionada a los planes del DRNA con el Zoológico de Mayagüez y no la ha producido”, dijo el senador Bernabe en unas declaraciones enviadas a este portal.

La solicitud de información del Senado ocurre mientras dicho cuerpo legislativo aún está por determinar si aprueba el nombramiento de la Licenciada Anaís Rodríguez Vega como Secretaria del DRNA. Marea Ecologista sabe desde el pasado viernes que la Licenciada cuenta con el respaldo de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), del Partido Popular Democrático (PPD) y la senadora Joanne Rodríguez Veve de Proyecto Dignidad. 

Asimismo, la petición de información fue aprobada un día luego que este portal digital informara con fotos y videos publicados en sus plataformas de redes sociales, que el 31 de octubre un digger del DRNA comenzó a sacar la arena que había depositado en los predios privados de Casa Cuba el pasado 27 de octubre para devolverla, precisamente, al predio donde estaba una de las dunas que fue destruida durante el disparatado operativo del jueves.

Toda esta operación también fue supervisada por personal y Vigilantes del DRNA, según evidencia la documentación audiovisual que recopiló Marea Ecologista el día de los hechos, en la que se utilizó un digger público, manejado por un operador que es empleado de la agencia, para resarcir el depósito de arena que se había hecho en Casa Cuba y de paso se aplanó la arena utilizada para la construcción de canchas artificiales para deportes playeros que está construyendo el club privado.

¿Qué provocó el requerimiento del Senado?

El sábado 29 de octubre vecinos de la playa de Isla Verde denunciaron en las plataformas digitales de Marea Ecologista que un operativo de limpieza de los desagües del club Casa Cuba, supervisado por personal del DRNA, culminó con la destrucción dunas y la extracción de grandes cantidades de arena de la Reserva Marina Arrecife de la Isla Verde que fue depositada en la propiedad privada del club para la construcción de canchas artificiales.

Ese mismo día, Marea Ecologista obtuvo 11 videos y 39 fotos de las cámaras de circuito cerrado que custodian la Reserva Marina de la Isla Verde -codificados con sus fechas y horas en los que fueron tomados- que evidencian cómo el operativo de limpieza de los desagües pluviales del club Casa Cuba, que comenzó poco después de las 8:00 A.M, terminó con la destrucción de dunas que se habían restituido naturalmente tras el paso del huracán María hace cinco años, su vegetación, y cómo la arena fue depositada por encima de la verja del club en la mencionada propiedad privada.

Este portal investigó los acontecimientos el 29 de octubre, visitó el lugar de la extracción y destrucción de dunas y se topó con más evidencia e información que ayuda a aclarar este confuso incidente.  

Paco López Mújica, presidente de la organización comunitaria sin fines de lucro Arrecifes Pro-Ciudad entidad que co-maneja la Reserva Marina Arrecife de la Isla Verde junto al DRNA, le explicó a este portal digital que visitó Casa Cuba el 29 de octubre para exigirle explicaciones sobre el incidente a la administración del club privado. 

“El viernes nos notificaron por unos videos que se tomaron [el jueves 27 de octubre] de que había un digger echando arena de la playa hacia la propiedad de Casa Cuba. Nos llamó la atención. Me personé a Casa Cuba a preguntarle al administrador qué estaba pasando, y si tenían permisos de Recursos Naturales y me dijeron que sí. Que el señor Herminio Díaz [Oficial de Manejo del Bosque Estatal de Piñones] había estado supervisando la operación”, dijo Paco López Mújica.

“Nos llama la atención que el Departamento de Recursos Naturales, con el que tenemos un acuerdo de colaboración [Arrecifes Pro-Ciudad] para el manejo de esta Reserva Marina, ni siquiera nos haya notificado de lo que se estaba haciendo o del permiso que ellos iban a darle a Casa Cuba para ese movimiento de arena”, añadió López Mújica.

Una vez Marea Ecologista publicó las denuncias de los vecinos y comanejadores de la Reserva, la Licenciada Anaís Rodríguez Vega distribuyó una declaración suya sobre este asunto a los medios de comunicación.

“Los trabajos que se realizan en las cercanías del complejo Casa Cuba, en Carolina, están autorizados por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales para destapar los desagües de la propiedad que, con las lluvias registradas esta semana, provocaron inundaciones en el estacionamiento y la calle cercana. El permiso establece que la arena se removerá, se limpiará el área y se volverá a depositar a la playa a la que pertenece. Los trabajos, además, son supervisados por un biólogo de Recursos Naturales”, lee el comunicado distribuido el sábado, en el que no se menciona el asunto principal que provocó las denuncias: se destruyeron dunas de arena, se extrajo arena de la reserva, que es un bien de dominio público y se depositó en dos lugares de Casa Cuba, una propiedad privada. 

Declaraciones de la Secretaria del DRNA emitidas el 29 de octubre.

Llama la atención que como parte de su declaración, la Secretaria del DRNA mencionara que los trabajos se hicieron para destapar desagües de la propiedad privada que “provocaron inundaciones en el estacionamiento y la calle cercana”. Esto no sucedió. Se puede observar claramente en los videos analizados de ese día que el estacionamiento no se inundó. La calle Dalia tampoco se inundó.

Asimismo, según la costumbre y los acuerdos de manejo, es el Municipio Autónomo de Carolina la entidad encargada de limpiar el desagüe del alcantarillado pluvial que está ubicado al final de la calle Dalia, en ocasiones hasta semanalmente, cuando así lo amerita, debido al aumento en el oleaje y el movimiento masivo de arena.   

Controversia en contexto de votación senatorial a nombramiento

La controversia relacionada a la remoción de arena de la Reserva Marina Arrecife de la Isla Verde ocurre mientras el Senado aún no ha votado a favor del nombramiento en propiedad de la Licenciada Anaís Rodríguez Vega para ocupar el puesto de secretaria del DRNA. 

En su ponencia durante las vistas de confirmación de su nombramiento, la funcionaria habló sobre los acuerdos de colaboración que el DRNA tiene con distintas organizaciones comunitarias y científicas para co-manejar recursos naturales en distintas partes del archipiélago de Puerto Rico. 

“Con honestidad puedo asegurar que la participación ciudadana a través de sus organizaciones comunitarias y ambientales son uno de los mejores instrumentos para prevenir daños a nuestros recursos naturales o para mitigarlos rápidamente. Con frecuencia, el DRNA llega a acuerdos colaborativos y/o acuerdos de co-manejo con el fin de dar cumplimiento a su misión y de poder impactar con mayor eficacia y rapidez”, dijo la Licenciada Rodríguez Vega ante el Senado.

Queda por determinar quién autorizó esta operación, si el DRNA actuó con prudencia y diligencia, según estipula el acuerdo de manejo entre la agencia y la organización comunitaria sin fines de lucro, Arrecifes Pro Ciudad, que establece en su cláusula primera que el Departamento debe “informar a Arrecifes de cualquier actividad o desarrollo propuesto para ser evaluado por el Departamento, que pueda tener un impacto sobre la Reserva o que vaya a estar físicamente en los predios de la Reserva o que vaya a estar físicamente ubicado en los predios de la Reserva e incluirlos en el proceso de evaluación. El Departamento tendrá determinación final sobre el proceso de evaluación”.

Asimismo, queda por determinar qué clase de permiso emitió el DRNA, cuánta arena se extrajo y cuánta de esa arena extraída regresó a la Reserva el pasado 31 de octubre. El DRNA debe adjudicar responsabilidades a los funcionarios de su agencia que protagonizaron esta vergonzosa extracción y devolución de arena.

‘Hemos visto cómo las denuncias y la movilización de activistas y organizaciones ambientales lograron que Casa Cuba tuviera que devolver una arena que extrajo de una Reserva. Esto confirma la necesidad de que el gobernador apruebe el Proyecto de la Cámara 474, para permitir que cualquier persona o comunidad pueda hacer valer la política pública ambiental del país ante la inacción de las agencias públicas’, añadió el senador Bernabe. 

Al momento de publicar esta investigación, el DRNA no había emitido más información. 

Por Marcos Pérez Ramírez

Periodista y editor fundador