drna marea ecologista

Marcos Pérez Ramírez | mareaecologista.com

(Carolina)- Vecinos de la playa de Isla Verde denunciaron que el jueves 27 de octubre comenzó un operativo de limpieza de los desagües del club Casa Cuba, supervisado por personal del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), en el que se destruyeron dunas y se extrajo grandes cantidades de arena de la Reserva Marina Arrecife de la Isla Verde que fue depositada en la propiedad privada del club para la construcción de canchas artificiales. 

Marea Ecologista obtuvo 11 videos y 39 fotos de las cámaras de circuito cerrado que custodian la Reserva Marina de la Isla Verde -codificados con sus fechas y horas en los que fueron tomados- que evidencian cómo el operativo de limpieza de los desagües pluviales del club Casa Cuba, que comenzó poco después de las 8:00 A.M, culminó con la destrucción de dunas que se habían restituido naturalmente tras el paso del huracán María hace cinco años, su vegetación, y cómo la arena fue depositada por encima de la verja del club en la mencionada propiedad privada.

Los trabajos comenzaron pasadas las 8:45. (Captura de pantalla de cámaras de circuito cerrado).

En este video publicado de manera exclusiva por Marea Ecologista se puede observar cómo a partir de la 1:27 P.M la máquina excavadora comienza a destruir una de las dunas playeras, toma una gran cantidad de arena y la deposita por encima de la verja, en el área de la barra playera del club privado.

En el minuto 1:21 de este video puede observarse al digger depositando arena en el área de la barra de Casa Cuba.

Asimismo, en este otro video se aprecia cómo 18 minutos más tarde -pasadas la 1:46 P.M.- ya no existe la mitad de la duna que se había comenzado a destruir y cómo crece el montículo de arena del recurso extraído y depositado en el área del estacionamiento del club que colinda con la playa. 

Duna diezmada y arena de la Reserva Marina depositada en propiedad privada de Casa Cuba.

Las imágenes del anterior video fueron las que precisamente llamaron la atención de varias personas, quienes a partir del viernes 28 de octubre comenzaron a exigir respuestas de parte del DRNA sobre cuáles eran las razones para extraer arena de la Reserva para depositarla en la propiedad privada de Casa Cuba. 

Tweet del Arquitecto Pedro Cardona Roig, el Urbanista, sobre la extracción de arena en Isla Verde.

Marea Ecologista investigó los acontecimientos el pasado sábado, visitó el lugar de la extracción y destrucción de dunas y se topó con más evidencia e información que ayuda a aclarar este confuso incidente.  

Paco López Mújica, presidente de la organización comunitaria sin fines de lucro Arrecifes Pro-Ciudad, le explicó a este portal digital que anteayer visitó Casa Cuba para exigirle explicaciones sobre el incidente a la administración del club privado, según su denuncia que ya habíamos publicado como primicia en nuestras redes sociales.

Tweet de Marea Ecologista con la primera denuncia hecha por Paco López el sábado 29 de octubre.

“El viernes nos notificaron por unos videos que se tomaron [el jueves 27 de octubre] de que había un digger echando arena de la playa hacia la propiedad de Casa Cuba. Nos llamó la atención. Me personé a Casa Cuba a preguntarle al administrador qué estaba pasando, y si tenían permisos de Recursos Naturales y me dijeron que sí. Que el señor Herminio Díaz [Oficial de Manejo del Bosque Estatal de Piñones] había estado supervisando la operación”, dijo Paco López Mújica.

“Ahí se ha sacado arena de la playa para entrarla a la propiedad privada de Casa Cuba y eso está prohibido. Fuera de que está prohibido, esa arena que está ahí es la que protege a Casa Cuba cuando vengan las marejadas. No sé si ellos entienden este asunto. Esa es la única defensa que tiene Casa Cuba para cuando vengan las marejadas. Y ellos están  removiendo esa arena de ahí. Vamos a ver el resultado pronto”, sentenció López Mújica, aludiendo a las mareas que aumentarán durante las próximas semanas, conocidas como la Marejada de los Muertos, ya que usualmente el oleaje crece a partir del 2 de noviembre y comienza a mover cantidades masivas de arena, como parte de los ciclos naturales que tienen las playas.

El pasado sábado 29 de octubre, Marea Ecologista documentó con fotos y videos la construcción de dos canchas artificiales, que se podrían utilizar para deportes como tenis, volleyball o fútbol playero, en las que se aprovechó la arena extraída de la reserva marina, un bien de dominio público, para la creación de estas instalaciones deportivas privadas.

La documentación audiovisual también evidencia que se han colocado tablones para demarcar el espacio donde estarían ubicadas las dos canchas artificiales, se han hincado dos pilotes 4×4 y se comenzó a rastrillar y distribuir la arena para crear la zapata de estas canchas privadas. 

Construcción de canchas artificiales de deportes playeros con la arena extraída de la Reserva Marina.

“Nos llama la atención que el Departamento de Recursos Naturales, con el que tenemos un acuerdo de colaboración [Arrecifes Pro-Ciudad] para el manejo de esta Reserva Marina, ni siquiera nos haya notificado de lo que se estaba haciendo o del permiso que ellos iban a darle a Casa Cuba para ese movimiento de arena”, dijo Paco López. 

“Nos preocupa mucho porque nosotros estamos trabajando voluntariamente. Haciendo el trabajo que se supone que el Departamento [DRNA] esté haciendo, nosotros lo hacemos, con mucho gusto y mucho amor y mucho corazón. Y este es el resultado. Hacen cosas, no notifican y tenemos que acudir a estos medios para poder llamar la atención sobre este asunto. La arena es oro, no son granos ahí sueltos a lo loco. Eso tiene un valor incalculable. Sino pregúntenle a la gente que está en Ocean Park. La arena es oro, no la desperdiciemos, ni la privaticemos, ni la echemos para hacer una cancha de volleyball playero. Pero ellos [Casa Cuba] son los que van a pagar las consecuencias. Y si no vean las marejadas que tomé con el mar metido en Casa Cuba”, sentenció López Mújica mientras aludía a eventos de marejadas como los de 2009 y 2018, en los que el oleaje alcanzó a golpear las paredes del club durante varios días.

Una vez Marea Ecologista publicó las denuncias de los vecinos y comanejadores de la Reserva, la Licenciada Anaís Rodríguez Vega distribuyó una declaración suya sobre este asunto a los medios de comunicación.

Comunicado de la Secretaria del DRNA.

“Los trabajos que se realizan en las cercanías del complejo Casa Cuba, en Carolina, están autorizados por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales para destapar los desagües de la propiedad que, con las lluvias registradas esta semana, provocaron inundaciones en el estacionamiento y la calle cercana. El permiso establece que la arena se removerá, se limpiará el área y se volverá a depositar a la playa a la que pertenece. Los trabajos, además, son supervisados por un biólogo de Recursos Naturales”, lee el comunicado distribuido el sábado, en el que no se menciona el asunto principal que provocó las denuncias: se destruyeron dunas de arena, se extrajo arena de la reserva, que es un bien de dominio público y se depositó en dos lugares de Casa Cuba, una propiedad privada. 

Llama la atención que como parte de su declaración, la Secretaria del DRNA mencione que los trabajos se hicieron para destapar desagües de la propiedad privada que “provocaron inundaciones en el estacionamiento y la calle cercana”. Esto no sucedió. Se puede observar claramente en los videos analizados de ese día que el estacionamiento no se inundó. La calle Dalia tampoco se inundó.

Asimismo, según la costumbre y los acuerdos de manejo, es el Municipio Autónomo de Carolina la entidad encargada de limpiar el desagüe del alcantarillado pluvial que está ubicado al final de la calle Dalia, en ocasiones hasta semanalmente, cuando así lo amerita, debido al aumento en el oleaje y el movimiento masivo de arena.    

Controversia en contexto de votación del nombramiento de Lcda. Rodríguez Vega 

La controversia relacionada a la remoción de arena de la Reserva Marina Arrecife de la Isla Verde también ocurre mientras el Senado evalúa el nombramiento en propiedad de la Licenciada Anaís Rodríguez Vega para ocupar el puesto de secretaria del DRNA. Marea Ecologista supo que el senado podría bajar a votación el nombramiento de la Licenciada mañana martes. 

Hasta ayer, la información obtenida por este portal digital apunta a que Rodríguez Vega cuenta con los votos de la delegación del Partido Nuevo Progresista, del Partido Popular y Proyecto Dignidad para ser confirmada como secretaria.

En su ponencia durante las vistas de confirmación de su nombramiento, la funcionaria habló sobre los acuerdos de colaboración que el DRNA tiene con distintas organizaciones comunitarias y científicas para co-manejar recursos naturales en distintas partes del archipiélago de Puerto Rico. 

“Con honestidad puedo asegurar que la participación ciudadana a través de sus organizaciones comunitarias y ambientales son uno de los mejores instrumentos para prevenir daños a nuestros recursos naturales o para mitigarlos rápidamente. Con frecuencia, el DRNA llega a acuerdos colaborativos y/o acuerdos de co-manejo con el fin de dar cumplimiento a su misión y de poder impactar con mayor eficacia y rapidez”, dijo la Licenciada Rodríguez Vega ante el Senado. 

Queda por determinar quién autorizó esta operación, si el DRNA actuó con prudencia y diligencia, según estipula el acuerdo de manejo entre la agencia y la organización comunitaria sin fines de lucro, Arrecifes Pro Ciudad, que establece en su cláusula primera que el Departamento debe “informar a Arrecifes de cualquier actividad o desarrollo propuesto para ser evaluado por el Departamento, que pueda tener un impacto sobre la Reserva o que vaya a estar físicamente en los predios de la Reserva o que vaya a estar físicamente ubicado en los predios de la Reserva e incluirlos en el proceso de evaluación. El Departamento tendrá determinación final sobre el proceso de evaluación”.

Asimismo, queda por determinar qué clase de permiso emitió el DRNA, cuánta arena se extrajo y si la arena será devuelta a la playa de la Reserva, así como saber si Casa Cuba cuenta con permisos de construcción del Municipio de Carolina y la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGPe) requeridos para la construcción de las mencionadas canchas artificiales.  

Al momento de publicar esta investigación, el DRNA no había emitido más información. Casa Cuba, por su parte, no respondió a nuestra petición para que reaccionaran sobre esta controversia. La recepcionista nos informó que el personal administrativo solo trabaja de lunes a viernes, en horarios de 9:00 A.M. a 5:00 P.M. 

Finalmente, el Municipio de Carolina le dijo a El Vocero que están a la espera del DRNA para que “envíe documentos y supuestos permisos” y que por el momento no van a emitir más declaraciones. 

Sigue pendiente a Marea Ecologista para la actualización de esta noticia.

Por Marcos Pérez Ramírez

Periodista y editor fundador