Mangle Rojo

(Ponce) – Un nuevo estudio realizado por el Laboratorio de Ecología de Conservación de la Universidad de Puerto Rico en Ponce ha mostrado que los manglares pueden reducir efectivamente el ruido creado por actividades humanas, como la industria y el transporte marítimo. Este importante hallazgo fue liderado por el doctor Alejandro Ríos Franceschi y se publicará en el Caribbean Journal of Science en 2024.

Los manglares, esos grupos de árboles que encontramos cerca de las costas y ríos, son capaces de bloquear sonidos bajos que normalmente afectarían a los animales marinos que dependen del silencio para vivir, reproducirse y alimentarse.

El estudio también encontró que el ruido hecho por personas interfiere con la vida de estas especies marinas, afectando su capacidad para comunicarse y orientarse. Por lo tanto, los manglares son esenciales para proteger la salud y la estabilidad de las costas.

Los resultados del estudio sugieren que cuidar y restaurar los manglares ayuda a combatir la erosión y a proteger las áreas costeras contra tormentas. También reducen la contaminación por ruido en estos ambientes naturales.

El Dr. Ríos Franceschi, quien dirigió la investigación, destacó: “Este estudio muestra lo valiosos que son los manglares para proteger nuestras costas del ruido. Además, nos ayuda a entender cómo podemos mejorar la conservación de nuestras zonas marinas y costeras al incorporar estas características en la planificación del medio ambiente.”

El Laboratorio de Ecología de Conservación se centra en el estudio y protección de la biodiversidad, con especial atención en los anfibios y reptiles. Bajo la dirección del Dr. Ríos Franceschi, el laboratorio que también desarrolla estudios de bioacústica colabora con organizaciones de todo el mundo para promover una conservación del medio ambiente basada en la ciencia.

“En la Universidad de Puerto Rico en Ponce, nos posicionamos a la vanguardia de la investigación, impulsando estudios esenciales como el del Dr. Ríos, que enriquecen el conocimiento ambiental y refuerzan el compromiso de nuestra institución con Puerto Rico y el mundo. Desde nuestro Laboratorio de Ecología de Conservación, se desarrollan estudios importantes para comprender y salvaguardar la diversidad de vida en nuestros ecosistemas, especialmente aquellos más vulnerables. Nuestra misión va más allá de la excelencia académica; formamos líderes y profesionales éticos, íntegros y preparados para contribuir positivamente a la sociedad”, expuso la Dra. Tessie Cruz, Rectora de la Universidad de Puerto Rico en Ponce.

Puede interesarte