Botella plástica en playa

El Sierra Club expresa su firme oposición al Proyecto de Ley P. del S. 1374, señalando contradicciones y cuestionando su lógica. En medio de una crisis de capacidad en nuestros vertederos, este proyecto busca posponer la crucial eliminación de plásticos de un solo uso en comercios, permitiendo la acumulación adicional de toneladas de estos materiales en los vertederos oficiales y clandestinos por dos años adicionales. 

El proyecto justifica la posposición de la fecha de la prohibición por falta de cumplimiento de dos agencias gubernamentales. De aprobarse el PS 1374, se crearía un peligroso precedente de que se enmienden leyes cuando las agencias no cumplen con su deber ministerial. Estos y otros comentarios se realizaron durante la vista pública sobre dicho proyecto ante la Comisión de Agricultura y Recursos Naturales del Senado. 

La urgencia de eliminar los plásticos de un solo uso se basa en revelaciones impactantes sobre la ingestión de microplásticos y sus efectos perjudiciales para la salud y los ecosistemas.  

Maritza Maymí, Coordinadora de Legislación de Sierra Club PR (SRCPR), indicó que: “En el 2019 un análisis realizado por la Universidad de Newcastle en Australia y la organización suiza Dalberg -que incluyó un total de 33 estudios de patrones de consumo centrados especialmente en alimentos y bebidas- concluyó que una persona promedio podría ingerir alrededor de 1,769 partículas de plástico semanalmente, solo a través del consumo de agua.”  

Sierra Club Puerto Rico en las vistas públicas del PS 1374 | Suministrada

Según indicó Maymí, este análisis estimó que la cantidad promedio de plástico ingerido por una persona semanalmente, podría ser de aproximadamente 5 gramos (lo que es equivalente al tamaño de una tarjeta de crédito). 

En el 2022, la Ley 51 fue aprobada para abordar esta problemática. El Sierra Club destaca la falta de justificación para posponer la entrada en vigor de la Ley, sugiriendo que esta decisión no considera los efectos adversos a la salud o beneficiosos en el bienestar común. Durante la audiencia, se abordaron preocupaciones sobre el reciclaje y las deficiencias en la infraestructura del país. Sierra Club destaca que la eliminación de plásticos de un solo uso busca reducir significativamente la cantidad de materiales que llegan diariamente a centros de acopios de reciclaje. 

La ley ofrece un periodo de gracia de seis meses para que los comercios se adapten sin recibir multas, atendiendo las preocupaciones expresadas en la audiencia sobre el tiempo necesario para ajustarse a la medida.  

“Casi ha caducado el término de dos años que la ley otorga para que los comercios se preparen; es infundado afirmar que los comerciantes tienen inventario de plásticos de un solo uso para dos años. Muchos empresarios y numerosos establecimientos utilizan opciones compostables, especialmente pequeños y medianos comercios.”, señaló Maymí 

“Abandonar los plásticos de un solo uso y cambiar el modelo lineal de consumo, desde la extracción de materiales hasta los desechos, podría generar cientos de empleos directos e indirectos, teniendo un impacto significativo en la economía local mediante la adopción de un modelo de economía circular. Esto abriría oportunidades para la fabricación local de productos alternativos, proporcionando insumos para procesos existentes y generando ahorros”, añadió la Coordinadora de Legislación del SCPR. 

El Sierra Club reafirma su compromiso con la protección del ambiente y el bienestar común, impulsando prácticas sostenibles en Puerto Rico.