Sostenible

(Noticias ONU)- Los hábitos de consumo y producción no sostenibles están sometiendo al planeta a una presión sin precedentes. Desde la omnipresencia de los productos de plástico de un solo uso y la moda rápida hasta las opciones alimentarias y de transporte, las elecciones de estilo de vida repercuten en el bienestar humano, la salud ambiental y la economía. 

La pérdida y el desperdicio de alimentos representan hasta el 10% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Mientras tanto, la humanidad produce alrededor de 430 millones de toneladas de plástico al año, dos tercios de las cuales son productos de vida corta que se convierten poco después en desechos, según el informe “Cerrar el grifo” del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). En 2040, la producción de plástico podría representar el 19% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. 

Para hacer frente a estos problemas, es necesario que cada persona introduzca cambios sostenibles en su estilo de vida cotidiana, afirman expertos. Asimismo, se necesitan medidas urgentes y específicas a escala nacional y mundial para guiar este cambio. 

“Como individuos, tenemos el poder de instar a todas las partes interesadas -gobiernos, empresas y demás- a hacer de la vida sostenible la opción predeterminada y a tomar decisiones más informadas”, afirma Jorge Laguna-Celis, director de One Planet Network, PNUMA.  

Esta unidad reúne a empresas, gobiernos y demás partes interesadas con el objetivo de acelerar las transformaciones necesarias para hacer frente a la triple crisis planetaria del cambio climático, la pérdida de naturaleza y biodiversidad, y la contaminación y los desechos. 

El Módulo de Aprendizaje sobre Estilos de Vida Sostenibles (gratuito, disponible en inglés) puede ayudar a las personas a aprender cómo sus acciones pueden desempeñar un papel clave en la protección del planeta.  

Este curso en línea a su propio ritmo explora qué son los estilos de vida sostenibles, los valores y creencias que influyen en las elecciones de los consumidores y cómo traducir la ciencia que subyace a los estilos de vida en acciones efectivas.  

Las Oportunidades Mundiales para los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Equipo de Estilos de Vida Sostenibles del PNUMA y la Escuela Superior del Personal del Sistema de las Naciones Unidas han colaborado en la elaboración del módulo.  

Sigue leyendo en el portal de noticias ONU