Norfolk-Southern-Cleanup

(Democracy Now!)- La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) ordenó a la compañía ferroviaria Norfolk Southern hacerse cargo de la limpieza de la contaminación que provocó el tren que se descarriló a principios de febrero en la localidad de East Palestine, en el estado de Ohio, lo que provocó un gran incendio y la liberación de sustancias químicas tóxicas al medio ambiente.  

“Si la empresa no completa ninguna de las acciones ordenadas por EPA, la agencia intervendrá de inmediato, realizará el trabajo necesario y luego obligará a Norfolk Southern a pagar el triple del costo”, dijo el director de la EPA Michael Regan, quien habló desde East Palestine. 

Por su parte, el gobernador republicano de Ohio, Mike DeWine, también habló en la conferencia de prensa del martes y dijo que era “sustancialmente incorrecto” que los trenes que transportan sustancias químicas tóxicas no estén obligados a notificar a las autoridades.  

Una investigación que realizó la estación de televisión WSYX, afiliada local a la cadena ABC, reveló que Norfolk Southern ha donado $29,000 al gobernador DeWine desde 2018, incluidos $10,000 que donó el mes pasado para su toma de posesión.  

La compañía ferroviaria entregó casi $100,000 a candidatos políticos del estado de Ohio en los últimos seis años y presionó de manera considerable en beneficio de sus propios intereses a DeWine y a otros políticos.  

La alianza intersindical Railroad Workers United, al igual que otros sindicatos, están pidiendo que se nacionalice el sistema ferroviario de Estados Unidos tras la catástrofe de East Palestine. 

Mientras tanto, un tren de la compañía ferroviaria Union Pacific que transportaba carbón sufrió un descarrilamiento en la madrugada del martes en la ciudad de Gothenburg, en el estado de Nebraska.  

Este es el segundo accidente de estas características que los trenes de Union Pacific sufren esta semana, después de que otro tren descarrilara el lunes en la ciudad de Riverbank, en el estado de California.  

La compañía dijo que no hubo sustancias peligrosas involucradas en ninguno de los casos. 

Lee la noticia original en Democracy Now!