Punta Borinquen Reserva de Surf

(San Juan )- La organización sin fines de lucro Para la Naturaleza expresó su respaldo al Proyecto de la Cámara (PC) 645, que busca prohibir en Puerto Rico la venta de cualquier protector solar que contenga las sustancias químicas oxibenzona, phenylmethanone u octinoxato, que se ha demostrado científicamente que tienen un impacto negativo en los ecosistemas marinos y los arrecifes de coral.  
 
Cada año, aproximadamente 14 mil toneladas de bloqueador solar terminan en los arrecifes de coral en todo el mundo, según un estudio publicado en el 2015 en la revista arbitrada Archives of Environmental Contamination and Toxicology. La acumulación de estas sustancias químicas en los corales contribuye a su blanqueamiento, ya que mata las algas que crecen dentro de estos, cambiando su color y eliminando nutrientes que sustentan otras vidas marinas. Asimismo, afectan o retrasan su crecimiento, de manera que la vida marina es gravemente perjudicada. Hace más de ocho años especialistas en diferentes partes del mundo identificaron y documentaron cuán dañinas son estas sustancias químicas para los animales acuáticos, especialmente para los corales. 
 
El PC 645 fue radicado por los representantes Joel I. Franki Atiles y José Pérez Cordero, y obtuvo 44 votos a favor y un solo voto abstenido. La medida pasó al Senado de Puerto Rico para su consideración. 
 
La organización Para la Naturaleza sometió sus comentarios a la oficina de la Senadora Gretchen Hau, presidenta de la Comisión de Desarrollo Económico del Senado. 
 
“Para la Naturaleza entiende que debe aprobarse el PC 645, ya que promueve acciones concretas para evitar mayores pérdidas de los arrecifes de coral. Solicitamos a la Comisión de Desarrollo Económico, Servicios Esenciales y Asuntos del Consumidor del Senado, que atienda este proyecto de ley para que pase al calendario del Senado con premura”, comentó la licenciada Neida Pumarejo, directora de la División Legal y Adquisiciones de la organización. 
 
El proyecto de ley actualmente contempla imponer a los establecimientos comerciales que vendan protectores solares con estas sustancias un boleto por falta administrativa de $100 por la primera infracción, $150 por una segunda infracción y $200 dólares por cada infracción posterior. 
 
“Recomendamos aumentar la multa administrativa por incumplimiento para que realmente sea un disuasivo. De igual modo, se debe revisar la Ley Número 147 de 1999, según enmendada, también conocida como la Ley para la Protección, Conservación y Manejo de los Arrecifes de Coral en Puerto Rico. La política pública de Puerto Rico para la protección de los arrecifes de coral debe ser accesible y cohesiva, por lo que sugerimos que la propuesta del PC 645 sea incorporada como una enmienda a esta ley”, añadió la licenciada Pumarejo.