ONU/Daniel Dickinson Claudine mira a través del valle desde la Casa Rapha.

(Noticias ONU) – Claudine* contempla un amplio valle en lo alto de la capital haitiana, Port-au-Prince: la exuberancia de la vegetación tropical, el aire fresco y las nubes bajas contrastan con el polvo acumulado que se ve a contraluz y los calurosos y sofocantes callejones de Petionville, más abajo en el valle, donde hace cuatro años ella fue víctima de un abuso sexual, que cambió su vida.

“En ese tiempo, tenía 16 años y vivía con mi prima y su esposo”, dijo. “Cuidé de sus hijos, como si fueran míos”. Claudine debería haber estado en la escuela, pero después de la muerte de su madre y su abuela, no tuvo otra opción que convertirse en empleada doméstica en la casa de su prima. Fue allí donde fue agredida sexualmente por el marido de su prima.

“No sabía qué hacer, pero un amigo denunció el incidente a la policía. No se hizo nada para encontrar al hombre”, recuerda.

Un año después del nacimiento de su hija, Claudine fue llevada a un refugio para menores abusados, muchos de los cuales, como ella, cuidaban recién nacidos. El refugio, donde ella vive desde hace tres años, está gestionado por Rapha House, una organización internacional comprometida con acabar con el tráfico y la explotación sexual de niños.

“Muchas de las jóvenes aquí son víctimas de la pobreza extrema y la inseguridad, al grado que la falta de servicios básicos y oportunidades a las que tienen acceso las hace vulnerables a los abusos”, dijo Nahomy Augustin, coordinadora de proyectos de la ONG en Haití.

El refugio, el cual está ubicado en un edificio intencionalmente discreto, en un vecindario tranquilo sobre Port-au-Prince, apoya a las mujeres jóvenes en la recuperación de sus experiencias traumáticas.

Regresar con la familia

El objetivo es ayudar a cada mujer joven a regresar con su familia dentro de un año, siempre y cuando sea seguro, pero muchas, como Claudine, se quedan más tiempo. El refugio actualmente, puede albergar a 24 mujeres jóvenes y a sus bebés, pero se está construyendo un nuevo centro que puede brindar atención hasta 80 personas. 

La Iniciativa Spotlight , en asociación con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), está apoyando este y otros refugios para mujeres en Haití.

*Nombre ficticio para preservar su intimidad y la seguridad

Sigue leyendo el reportaje en el portal de Noticias ONU.