(Camuy, 25 de octubre 2022)- El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) de Puerto Rico ha ninguneado por tres años la propuesta de la Sociedad Espeleológica de Puerto Rico para administrar el Parque Nacional de las Cavernas del Río Camuy, crear un Instituto de Espeleología, además de postergar por más de 35 años la aprobación de un reglamento para la Ley para la Protección y Conservación de Cuevas, Cavernas o Sumideros, a pesar de los esfuerzos de la comunidad científica para alcanzar estas metas, según documentación oficial obtenida e investigada por Marea Ecologista.

Hace cinco días la Sociedad Espeleológica de Puerto Rico, Inc. (SEPRI) le envió una carta a la secretaria Licenciada Anaís Rodríguez Vega para que rectificara las alegaciones que había emitido el 19 de octubre durante una entrevista mañanera que le hizo el periodista Julio Rivera Saniel, como parte del programa Pegaos en la Mañana, que se transmite por Radio Isla 1320.

“Rivera Saniel le preguntó sobre nuestra propuesta y usted claramente expresó que no tiene conocimiento de esta. Le estamos ofreciendo la oportunidad de discutirla y presentarle unas ideas bien planteadas sobre la administración, el manejo y desarrollo del Parque, luego de años de planificación y conocimiento experto de este recurso natural”, lee la carta enviada por SEPRI y ponchada como recibida en el DRNA el 20 de octubre a las 3:02 PM, de la que Marea Ecologista obtuvo una copia.

Carta enviada por SEPRI a Sec Anaís Rodríguez Vega.

Durante la entrevista con el periodista Rivera Saniel, la funcionaria alegó que desconocía la propuesta de SEPRI, a pesar de al menos tres cartas enviadas por la organización a la Licenciada Rodríguez Vega y ponchadas como recibidas en el DRNA, la del 20 de octubre y dos el 15 de agosto del 2022 que analizaremos más adelante.

“A mi no me ha llegado ninguna comunicación, más allá de lo que leí en la prensa sobre ese asunto”, dice la Licenciada Rodríguez Vega durante la entrevista.

Sin embargo, la evidencia documental en poder de Marea Ecologistademuestra que además de las tres cartas dirigidas directamente a la Secretaria, hay otras seis cursadas a exsecretarios, secretarios interinos, subsecretarios y ayudantes ejecutivos del DRNA, a la exgobernadora Wanda Vázquez Garced y a la exsecretaria de la Gobernación Zoé Laboy, además de una campaña pública que hizo SEPRI en el año 2019, mediante comunicados de prensa y recolección de firmas de respaldo para enviar a la entonces mandataria, que fue reseñada en la prensa y de la que aún hay una clara huella digital en los motores de búsqueda.

Comunicado de prensa de SEPRI del 2019.

Asimismo, el análisis de la documentación de marras demuestra que el DRNA no ha renovado el acuerdo de colaboración entre SEPRI y la agencia desde el 2019, a pesar de las incontables gestiones, cartas y correos electrónicos enviados por la organización directamente a ayudantes, exsecretarios y la actual Secretaria de la dependencia.

Asimismo, el análisis de la documentación de marras demuestra que el DRNA no ha renovado el acuerdo de colaboración entre SEPRI y la agencia desde el 2019, a pesar de las incontables gestiones, cartas y correos electrónicos enviados por la organización directamente a ayudantes, exsecretarios y la actual Secretaria de la dependencia.

Email enviado en el 2019 a Augusto Márquez, ayudante de la Secretaria del DRNA, y a exsecretaria Tanía Vázquez sobre acuerdo con SEPRI.

¿Por qué es importante este acuerdo de colaboración que no se ha renovado?

SEPRI es la organización que ayudó al DRNA -y a la desaparecida Compañía de Parques Nacionales- a conceptualizar lo que desde entonces se ha llamado Parque Nacional de las Cavernas del Río Camuy, estableciendo un plan de manejo que fue exitoso por décadas.

Asimismo, SEPRI es la organización que ayudó al DRNA a crear la Ley 111 del 12 de julio del 1985 (Ley para la Protección y Conservación de Cuevas, Cavernas o Sumideros), que aún no cuenta con un reglamento aprobado tras la promulgación de esta ley hace más de 35 años.

“Por años se han establecido acuerdos entre el DRNA y la SEPRI para formalizar las colaboraciones que se realizan entre ambas organizaciones. El pasado acuerdo se firmó en el 2020, cuando FEMA le exigió un informe de daños en el parque de las Cavernas y el DRNA no contaba con el dinero para pagarlo. DRNA le pidió a SEPRI que hiciera el informe y se firmó un acuerdo para ese trabajo (Subrayado añadido). Nosotros queremos un acuerdo que evite tanto procedimiento burocrático y que facilite los trabajos”, dijo Roberto Moreno, presidente de la Junta de Directores de SEPRI, en una entrevista que le hizo Marea Ecologista sobre esta controversia.

En una de las cartas dirigidas a la Secretaria Rodríguez Vega, ponchadas como recibidas en el DRNA el 15 de agosto, SEPRI le recuerda a la funcionaria “que nos conceda una reunión de seguimiento de varios asuntos inconclusos y pendientes entre SEPRI y DRNA. […] 2. Renovación de Acuerdo de Cooperación entre SEPRI y DRNA. 3. Reglamento de la Ley 111 de 1985”. [sic].

Carta de SEPRI dirigida a la Secretaria Rodríguez Vega el 15 de agosto de 2022.

La otra misiva que SEPRI le cursó a la Secretaria Rodríguez Vega el pasado 15 de agosto se trata de una solicitud de reunión para darle seguimiento a los asuntos pendientes arriba reseñados y para presentarle la propuesta que la organización elaboró desde el 2019 para administrar el Parque de las Cavernas del Río Camuy y de cuya portada y exposición de motivos Marea Ecologistacuenta con una copia.

Portada del borrador del acuerdo entre SEPRI y DRNA para manejar el Parque Cavernas del Río Camuy, en poder de la agencia desde el 2019.

¿Qué dice la propuesta del acuerdo de administración del Parque?

La propuesta de acuerdo para la administración del Parque Nacional Cavernas del Río Camuy estipula claramente en las cláusulas número 3 a la 8 varios asuntos medulares: el DRNA es el responsable de cumplir con la Ley del Programa de Parques Nacionales; “fueron los miembros de SEPRI antes y después de su incorporación los que descubrieron, exploraron, estudiaron y documentaron para la ciencia el sistema de cavernas del Río Camuy”.

Captura de pantalla del borrador de acuerdo entre SEPRI y DRNA para administrar Parque Cavernas del Río Camuy.

Asimismo, SEPRI deja claro que “fue el entonces presidente de SEPRI, el Lcdo. José Martínez Oquendo, el que conceptualizó y presentó la propuesta para el actual parque”. La propuesta que entregó la organización al DRNA desde el 2019 también subraya que “El DEPARTAMENTO es el dueño y administrador primario y se compromete a realizar los trabajos como custodio de los bienes de dominio público del ELA”.

En la cláusula séptima SEPRI indica que “tiene la intención, el propósito y el interés de asumir la gerencia y administración sin asumir titularidad, del Parque Nacional de las Cavernas, asumiendo las tareas y responsabilidades operacionales, con el firme propósito de conservar y proteger los recursos patrimoniales bajo la custodia del DEPARTAMENTO” [sic].

“Contamos con una propuesta inigualable, en donde el DRNA adquiere un alto por ciento de las ganancias, la organización asume el mantenimiento completo de las facilidades, se creará un Instituto de Espeleología de PR y el Caribe para aglutinar profesionales de las ciencias relacionadas a través de todo el mundo. Solo de esta forma se puede fomentar el desarrollo sustentable del recurso y promover la economía de toda el área. Se cuenta con un plan de negocio y el apoyo económico necesario para el inicio de las operaciones”, explica SEPRI en su comunicado de prensa, con el que presentó su propuesta a los medios de comunicación y la ciudadanía en 2019.

“El alcalde de Camuy no tiene idea de cómo operar este parque tan especializado y delicado. Sin embargo, nuestra organización tiene la experiencia, conoce los profesionales y cuenta con apoyo económico para potenciar este recurso”, explicó Roberto Morales de SEPRI, con relación a los comentarios que Gabriel Hernández hizo a los medios de comunicación la semana pasada, quien intentó crear una narrativa sobre el supuesto estado de abandono del Parque, escogiendo fotos de lugares que no fueron remodelados ni se les da mantenimiento hace años, no las que están en buen estado desde la reinaguración del recurso en marzo del 2021, en la que participó el gobernador Pedro Pierluisi, el entonces secretario del DRNA, Rafael Machargo y el propio Hernández.

https://cdn.embedly.com/widgets/media.html?type=text%2Fhtml&key=a19fcc184b9711e1b4764040d3dc5c07&schema=twitter&url=https%3A//twitter.com/gabrielhr51/status/1582407029674545152&image=https%3A//i.embed.ly/1/image%3Furl%3Dhttps%253A%252F%252Fabs.twimg.com%252Ferrors%252Flogo46x38.png%26key%3Da19fcc184b9711e1b4764040d3dc5c07

La narrativa visual montada por el Alcalde fue contestada por los propios empleados de manejo y mantenimiento del Parque, quienes sienten que su trabajo es ninguneado por desinformación y alegaciones inexplicables.

Captura de pantalla de comentarios de empleados del Parque ante alegaciones del alcalde de Camuy sobre el supuesto abandono del lugar. (facebook.com)
Estado real de la boletería, baños y teatro. (Suministrada)

Sin embargo, en el 2021, la narrativa del alcalde Hernández era de júbilo y alabanzas, muy lejos del “abandono”.

“La reapertura del Parque de las Cavernas del Río Camuy es un hecho extraordinario para la ciudad por su atractivo turístico sobre todo en tiempos en que el turismo interno ha despertado el interés de los residentes de la isla. Además de acrecentar la cantidad de turistas en Camuy, incentiva la compra de bienes en comercios locales como restaurantes y artesanos, entre otros servicios. Esto son buenas noticias para mi pueblo”, añadió entonces el alcalde de Camuy, Gabriel Hernández.

La controversia relacionada al futuro del Parque comenzó la semana pasada tras una denuncia que hizo el representante Ángel Matos durante una vista celebrada por la Comisión de Hacienda de la Cámara, en la que el director de las Autoridad para Alianzas Público Privadas (AAPP), Fermín Fontanés, admitió que se está privatizando el parque nacional de las Cavernas de Camuy.

“Luego de privatizar las carreteras, aeropuertos y muelles, ahora este gobierno pretende privatizar los recursos naturales de la isla. En este nuevo crimen ambiental contra nuestros recursos, se pretende privatizar este parque nacional para efectuar bodas, bailes, conciertos, carnavales, corridas de embarcaciones, entre otras actividades, como parte de la propuesta de privatización de este santuario que incluye las cavernas y el río Camuy”, dijo entonces Matos García.

De privatizarse el parque de las Cavernas de Camuy, los privatizadores establecerán tarifas para bodas, conciertos y actividades que atentan contra la salud del estuario nacional. “Con el afán de lucro, prefieren asesinar un patrimonio nacional que es parte del ofrecimiento turístico a residentes y visitantes”, puntualizó Matos García en un artículo publicado por InterNews Service.

En el olvido aprobación de reglamento de ley 111 de 1985

El reglamento para la Ley para la Protección y Conservación de Cuevas, Cavernas o Sumideros lleva más de 35 años postergado en el DRNA. Hace ocho años en una vista de la Cámara de Representantes de la Comisión de Agricultura y Recursos Naturales, la geóloga Ruth Vélez, adscrita al DRNA, explicó entonces que “existe un borrador del documento, pero argumentó que previo a la revisión y aprobación de la reglamentación, la agencia se ha enfocado en la creación del Plan y Reglamento del Área de Planificación Especial del Karso”.

“Nos comprometemos a culminar (el reglamento) a la brevedad posible”, dijo en aquel entonces la funcionaria ante la Comisión.

Reportaje del 2014 que contiene las declaraciones de la geóloga del DRNA.

Según una fuente de Marea Ecologista que prefiere mantenerse anónima, en el Negociado de Servicios Especializados del DRNA del 2014 había 4 geólogos destacados para estas labores. Hoy solo queda Ruth Vélez luego de la reducción de personal y reestructuración de la agencia, que fusionó la subsecretaría Auxiliar de Permisos y Endosos con el Negociado de Servicios Especializados.

“La aprobación de los reglamentos es importante pues operacionalizan lo que encomienda una ley. Establece cómo lograr los objetivos que estipula una ley”, explicó el arquitecto y urbanista Pedro Cardona Roig.

Por su parte, Roberto Moreno enfatizó que urge la aprobación del reglamento de la Ley 111.

“Los reglamentos son las herramientas de implementación de las leyes. Una ley sin reglamento no se puede ejecutar y es fácilmente retada en el ámbito jurídico. Un reglamento para la Ley 111 podría regular asuntos importantes sobre la conservación de las Cuevas, como su drenaje natural, el acceso al agua y ecosistemas subterráneos, acceso a minerales, a lugares de valor arqueológico, y regular el área como un aula natural, un lugar de contemplación, de turismo de naturaleza, recreación e inspiración”, finalizó Moreno.

Por Marcos Pérez Ramírez

Periodista y editor fundador