(San Juan) – Camila Rodríguez López, estudiante de la prestigiosa escuela de bellas artes Tisch de la Universidad de Nueva York (NYU) regresa a su natal Puerto Rico para grabar su cortometraje Mareas a la deriva. El guión de este cortometraje fue parte de la selección oficial del National Film Festival for Talented Youth en Seattle. Gracias a la mentoría y los recursos que recibió como parte del galardón del festival, Mareas a la deriva es producido como la tesis de la joven cineasta para el grado de bachillerato en producción de cine y televisión.  

El cortometraje, que también dirigirá la joven cineasta, tiene un elenco estelar. “He logrado el elenco ideal para esta pieza, cuento con la colaboración, el apoyo y la participación de Denise Quiñones, Camelia Muñiz y Gabriela Saker, tres mujeres, tres actrices que admiro muchísimo y quienes le han dado vida al guión y a los personajes de una manera que nunca imaginé”. 

La directora de la pieza cinematográfica sostuvo que “la combinación de este elenco tan vibrante y talentoso con el equipo técnico de este cortometraje nos permitirá crear una pieza audiovisual y emocionalmente poderosa que será sazonada con una chispa de comedia”.  

Según la directora “aunque la imagen y el sonido están diseñados detalladamente para alcanzar la especificidad emocional de cada personaje, las actrices tendrán la libertad de improvisar acciones y diálogos en el guión, lo que nos permitirá alcanzar un tono jovial, refrescante, sincero y lúdico, claves para lograr la poesía y la excepcionalidad de este estilo de crear cine”. 

Camila trabajó en la producción del Tonight Show Starring Jimmy Fallon y actualmente trabaja en la compañía Warner Brothers Discovery. 

El rodaje de Mareas a la Deriva comenzará el 1 de marzo y está previsto para concluir el 13 del mismo mes en las calles de San Juan y Cataño. El cortometraje trata sobre la vida de Maite, interpretada por Camelia Muñiz, una joven puertorriqueña que está considerando irse de Puerto Rico como hizo su hermana mayor.  

Cuatro años después de que Sofía -hermana mayor de Maite e interpretada por Gabriela Saker- se mudara a Nueva York, regresa a Puerto Rico para celebrar el cumpleaños de su mamá, Patricia, interpretada por Denise Quiñones. Maite y su madre se encuentran con una versión nueva de Sofía, lo que genera tensión en la dinámica familiar y causa que Maite se pregunte cómo cambiaría su vida si decidiera seguir los pasos de su hermana e irse de Puerto Rico.  

A lo largo de este cortometraje, exploramos el duelo de los corazones que se quedan, el deseo de encajar en un sitio al que ya no perteneces y el amor hacia Puerto Rico que sentimos desde acá y desde allá. 

El proyecto cinematográfico es financiado en parte con aportaciones solidarias. Como parte de los esfuerzos de recaudación lograron el patrocinio de Fractured Atlas, una organización de servicios artísticos sin fines de lucro, lo que permite que las aportaciones puedan ser deducibles de las contribuciones sobre ingresos en la medida que sean permitidas por la ley.  

¡Apoya a la nueva cepa del cine boricua! Puedes donar a su campaña de Fractured Atlas aquí: https://fundraising.fracturedatlas.org/mareas-a-la-deriva-short-film/campaigns/6185