Reunión con Secretaria Energia EEUU

(Ponce)- La organización Para la Naturaleza fue anfitriona de una reunión entre miembros del sector agrícola de Puerto Rico y la secretaria del Departamento de Energía de Estados Unidos (DOE, por sus siglas en inglés), Jennifer Granholm, para dialogar sobre las necesidades particulares de este sector ante la transición energética de Puerto Rico.

La reunión se llevó a cabo el miércoles 29 de marzo en el Área Natural Protegida, Hacienda Buena Vista, en Ponce.

Esta es la cuarta visita de la secretaria a Puerto Rico, como parte de la Gira de Participación Comunitaria PR100, una serie de eventos en diferentes pueblos, coordinada por la organización Hispanic Federation, que brinda oportunidades a la ciudadanía para expresarse sobre el Fondo de Resiliencia Energética de Puerto Rico (PR100), un informe del DOE financiado por FEMA que analiza alternativas para ayudar a Puerto Rico a cumplir el objetivo de generar un 100% electricidad renovable para año 2050.

La reunión contó con la participación de un nutrido grupo del sector agrícola, quienes presentaron sus planteamientos en 3 preguntas generales: cuáles son las necesidades energéticas únicas de su sector; qué les gustaría ver en el sistema energético del futuro y cómo crear un balance entre los proyectos agrícolas y los proyectos energéticos de gran escala.

“La estabilidad energética es la mayor necesidad”, así lo sostuvo el grupo de agricultores ante la pregunta de cuáles son las necesidades energéticas identificadas.

Jaime Oyola, agrónomo y jefe de compras de Martex Farm en Santa Isabel, finca dedicada en su mayoría a la producción y exportación de mangó, aguacates, guineos y plátanos, compartió su preocupación ante la inestabilidad y fluctuación del sistema eléctrico que afecta los equipos que se utilizan en la finca.

Los equipos de riego dependen en un 80 % de la energía tradicional, lo cual se ve altamente afectado por las fallas de servicio.

Por su parte, Crystal Diaz, propietaria del ecolodge agroecológico, El Pretexto, en Cayey, sostuvo que la inestabilidad energética es un problema grave para el agroturismo ya que afecta la experiencia de los turistas que los visitan.

Asimismo, Diaz abogó por mayor accesibilidad para programas de ayuda para la comunidad que no domina el idioma inglés y no tienen accesos a personas que puedan completar los largos formularios que la agencia federal solicita, para que las personas puedan recibir las ayudas federales.

German Negrón, representante de Puerto Rico Cofee Roasters , empresa que agrupa 11 marcas de café, incluyendo Yaucono, Crema y Café Rico, mencionó que la producción de café es uno de los productos más importantes para el ingreso de los agricultores, pero a su vez es una carrera contra el tiempo ya que el café se cosecha en la misma temporada de huracanes, por lo que hay que recoger el fruto rápido para tener ingresos.

“La mayoría de nuestra producción es comercial que necesita diesel si no hay luz”, subrayó Negrón.  El grupo solicitó a la secretaria Granholm que considere que la agricultura en Puerto Rico sea catalogada un servicio esencial ante las declaraciones de emergencias.

Salvador Coleman Tió, coordinador del programa de agroecología de Para la Naturaleza, sostuvo que debe existir un balance entre energía solar y otros tipos de soluciones de generación energética, tales como la generación hidráulica. “Aquí en Hacienda Buena Vista tenemos el ejemplo de una turbina hidráulica única en el mundo, del siglo 19, que fue rehabilitada, es impulsada todavía por las aguas del río Canas”, explicó Coleman Tío.

Crystal Diaz cree en las micro redes para lugares rurales. En su comunidad existe un solo cable eléctrico que transporta energía, pero hay suficientes techos para crear una micro red para ofrecer seguridad eléctrica a todos los residentes.

Para crear balance entre proyectos agrícolas y proyectos energéticos de gran escala el PR100 presentó tres opciones:

  1. Proyectos solares de autoconsumo
  2. Ubicar actividades agrícolas integradas
  3. Alquilar tierras agrícolas de baja fertilidad para la creación de fincas solares

El doctor en agronomía y profesor de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez, David Sotomayor, indicó que PR cuenta con un 22% de agricultura, una baja tasa comparada con otros países del caribe. “Si se utilizaran el 100 de las tierras agrícolas para energía solar, nuestras mejores tierras quedarían impactadas. Reconozco la transición a energía verde, he trabajado esto con el Comité de Expertos en Cambio Climático, pero no podemos sacrificar seguridad alimentaria por energía. La solución debe ser diversificación de energía y microredes”, argumentó

La Secretaria de Energía agradeció a los participantes por sus recomendaciones y reconoció las potenciales situaciones de las personas participantes, a la vez que puntualizó que su deseo es trabajar en conjunto.  “Todos en Puerto Rico reconocen la crisis de Cambio Climático porque la han vivido. Nuestro reto es unir esfuerzos para lograr la meta de llegar al 100 de generación de energía alternativa favorable”, finalizó Granholm mientras se comprometió a tener reuniones de seguimiento con los agricultores.